Una deducción que dará mucho que hablar

Como novedad para la Renta del ejercicio 2018, existen medidas de la llamada “fiscalidad de género”. Con ello se quiere conseguir por una parte el facilitar la incorporación de la mujer al mercado laboral y por otra la conciliación de la vida familiar con la laboral; además se dispone que los hijos menores de tres años tengan acceso al primer ciclo de educación infantil. Para todo ello se ha aprobado en la Ley 6/2018 del 3 de Julio de Presupuestos Generales del Estado para 2018 un incremento de 1.000 € a la ya existente deducción de 1.200 € anuales por madre trabajadora.

A este incremente de 1.000 € se tendrá derecho cuando se cumplan los requisitos para aplicar la deducción de 1.200 €, y además haber satisfecho en el periodo impositivo gastos de custodia del hijo menor de tres años en guarderías o centros de educación infantil autorizados.

Se entiende por gastos en guarderías:

  • Gastos de preinscripción y matricula
  • Asistencia en horario general y ampliado
  • Gastos alimenticios

Tendrá como límite el menor de los dos siguientes importes:

  1. Las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades devengadas en cada período impositivo
  2. El importe total del gasto efectivo no subvencionado satisfecho en dicho período a la guardería o centro educativo en relación con ese hijo.

Hasta aquí los requisitos para poder aplicar la deducción de 1.000 € están claros pero si nos vamos al Reglamento del IRPF en el artículo 69.9 dice: Las guarderías o centros de educación infantil autorizados deberán presentar una declaración informativa sobre los menores y los gastos que den derecho a la aplicación del incremento de la deducción, además de sus datos de identificación y los correspondientes a la autorización del centro expedida por la administración educativa competente,”

De esta última frase podemos concluir que, únicamente serán deducibles el pago a aquellas escuelas infantiles con licencia municipal y autonómica, aunque muchas de ellas solo operan con la primera porque la licencia autonómica es optativa.

Hacienda está siendo clara, solo podrán tener acceso a la aplicación de la deducción del articulo 81.2 las madres y padres con hijos en escuelas infantiles públicas y centros autorizados por las Comunidades Autónomas, que son casi 5.000 según la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (Acade). También resalta que hay más de 5.000 centros en el territorio nacional que solo posen la autorización municipal.


Como conclusión, muchas madres y padres se encontraran con un problemas a la hora de confeccionar su declaración de la renta, ya que no tendrán derecho a aplicar la deducción de los 1.000 €. Por otro lado, habrán familias que apliquen la deducción sin tener derecho a ello, y cuando la Agencia Tributaria cruce datos les aparezcan contribuyentes que aplicaron la deducción sin tener derecho. Esto supondrá un gran perjuicio económico a las familias, que se verán obligados a devolver los 1.000 € más intereses de demora, y aparte la pertinente sanción tributaria.

NORMATIVA

Ley 35/2006 del 28 de noviembre articulo 81

RD 439/2007 del 30 de Marzo articulo 69.9 (Reglamento)

Entrada anterior
Ventas a distancia un sector en auge
Entrada siguiente
DECLARACION DE LA RENTA 2018: TODO LO QUE DEBES SABER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Como novedad para la Renta del ejercicio 2018, existen medidas de la llamada “fiscalidad de género”. Con ello se quiere conseguir por una parte el facilitar la incorporación de la mujer al mercado laboral y por otra la conciliación de la vida familiar con la laboral; además se dispone que los hijos menores de tres años tengan acceso al primer ciclo de educación infantil. Para todo ello se ha aprobado en la Ley 6/2018 del 3 de Julio de Presupuestos Generales del Estado para 2018 un incremento de 1.000 € a la ya existente deducción de 1.200 € anuales por madre trabajadora.

A este incremente de 1.000 € se tendrá derecho cuando se cumplan los requisitos para aplicar la deducción de 1.200 €, y además haber satisfecho en el periodo impositivo gastos de custodia del hijo menor de tres años en guarderías o centros de educación infantil autorizados.

Se entiende por gastos en guarderías:

  • Gastos de preinscripción y matricula
  • Asistencia en horario general y ampliado
  • Gastos alimenticios

Tendrá como límite el menor de los dos siguientes importes:

  1. Las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades devengadas en cada período impositivo
  2. El importe total del gasto efectivo no subvencionado satisfecho en dicho período a la guardería o centro educativo en relación con ese hijo.

Hasta aquí los requisitos para poder aplicar la deducción de 1.000 € están claros pero si nos vamos al Reglamento del IRPF en el artículo 69.9 dice: Las guarderías o centros de educación infantil autorizados deberán presentar una declaración informativa sobre los menores y los gastos que den derecho a la aplicación del incremento de la deducción, además de sus datos de identificación y los correspondientes a la autorización del centro expedida por la administración educativa competente,”

De esta última frase podemos concluir que, únicamente serán deducibles el pago a aquellas escuelas infantiles con licencia municipal y autonómica, aunque muchas de ellas solo operan con la primera porque la licencia autonómica es optativa.

Hacienda está siendo clara, solo podrán tener acceso a la aplicación de la deducción del articulo 81.2 las madres y padres con hijos en escuelas infantiles públicas y centros autorizados por las Comunidades Autónomas, que son casi 5.000 según la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (Acade). También resalta que hay más de 5.000 centros en el territorio nacional que solo posen la autorización municipal.


Como conclusión, muchas madres y padres se encontraran con un problemas a la hora de confeccionar su declaración de la renta, ya que no tendrán derecho a aplicar la deducción de los 1.000 €. Por otro lado, habrán familias que apliquen la deducción sin tener derecho a ello, y cuando la Agencia Tributaria cruce datos les aparezcan contribuyentes que aplicaron la deducción sin tener derecho. Esto supondrá un gran perjuicio económico a las familias, que se verán obligados a devolver los 1.000 € más intereses de demora, y aparte la pertinente sanción tributaria.

NORMATIVA

Ley 35/2006 del 28 de noviembre articulo 81

RD 439/2007 del 30 de Marzo articulo 69.9 (Reglamento)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú